13/2/15

En Murcia, un mercado de los de verdad.

¡Vaya grata sorpresa que me llevé con Murcia y con el Mercado de Verónicas!

Estuve unos días en esta ciudad por motivo de las III Jornadas de Patrimonio Industrial Activo y sin esperar nada, de estas veces que viajas sin ninguna imagen establecida, me encontré una ciudad amable, llena de vida y con un riquísimo valor patrimonial en todos los sentidos. Preciosa la Plaza del Cardenal Belluga, la Catedral, el Ayuntamiento, las tascas, los bares de diseño. ..Te recomiendo que la visites!

Bueno que me lío, una de las actividades que se organizaron con las Jornadas fue una visita por la ciudad, que no incluía este mercado :( pero claro, yo no podía marcharme de allí sin a verlo! El edificio te recibe imponente, con sus fachadas monumentales, sus pináculos, su proximidad a la Muralla y te atrae dentro con su gente. Estaba lleno, qué alegría! 

Puestos completos con sus mejores productos listos para el consumidor. Y no sólo eso, para ser tomados allí. Te cuento, tienen los murcianos en su mercado una costumbre (que no es habitual encontrarte al menos en los mercados que yo conozco) que consiste en que puedes comprar productos frescos y tomarlos allí, en uno de sus diferentes bares. Fue una experiencia fantástica. 

Mercado de Verónicas. Exterior. Imagen propia.

Mientras hacía fotos, observaba y paseaba por él, me di cuenta que la gente llevaba comida “fresca” a los bares del mercado, me llamó la atención. Y donde fueras, haz lo que vieras

Es sencillo:) Nosotros nos decidimos por una gambas espectaculares (un caprichillo de vez en cuando no hace daño ;) ) a muy buen precio,  de calidad, que te preparan para llevar, con cariño, y unas salchichas frescas que la gente pedía mucho. Buenísimas también. Y eso, llegas al bar, te pides la bebida y  pagas un plus (si no recuerdo mal 2 o 3€) para que te cocinen lo que llevas. Y  como no, de la huerta murciana, unos tomates exquisitos, un poquito de sal y aceite (que te ponen en el bar). Y…¿qué se puede pedir más?…pues nada… Disfrutar del momento. :)


SOBRE SU ARQUITECTURA

Encarga el Ayuntamiento de Murcia en 1914 el proyecto de este mercado al arquitecto Pedro Cerdán Martínez, aunque también aportó ideas el arquitecto municipal en ese momento José Antonio Rodríguez.

Se trata de un edificio de planta rectangular, exento, con cuatro puertas, pilares de ladrillo macizo, zócalo de sillería y cubierta metálica. Este mercado es de estilo modernista y aspecto palaciego y combina la piedra caliza blanca, el ladrillo, los pináculos o el ritmo de vanos con arco de medio punto.

Fue restaurado con proyecto de Daniel Carbonell Ruíz, arquitecto municipal del momento, en 1972. Incluyó una estructura interior al mercado para liberar de carga los muros exteriores y se amplió una planta a que se accede en la actualidad por una escalera mecánica.

Mercado de Verónicas. Interior de planta superior. Imagen propia.

Parece ser que de momento se está resistiendo a la moda de mercados gourmet como el Mercado de San Miguel de Madrid o el Mercado de Barranco de Sevilla, y que les dure mucho!

Disfruta del fin de semana y hasta la semana que viene ;)


Sheila

**Fuentes consultadas:
BARBA LÓPEZ, María. "Patrimonio industrial agroalimentarioel mercado de Verónicas de la Región de Murcia".  Territorio de la memoria. Arte y patrimonio en el sureste español. Madrid: Fundación Universitaria española 2014. pp-96-114

**Si te ha gustado este post ¡COMPÁRTELO! ¡Yo estaría encantada! 
Siempre que cites la fuente donde lo has encontrado ;)

**Recuerda que si quieres mantenerte al día de todas las publicaciones puedes suscribirte al blog, darle a "me gusta" a la página "Plazas del mercado" en Facebook o seguir a @Demercados en Twitter

0 comments:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario!