30/1/15

La plaza del mercado de Castellar, Jaén.

El mercado de Castellar representa el mercado “público más público” de la provincia de Jaén, al menos desde mi punto de vista. ¿Por qué? Porque es más que un edificio, es vida en la plaza. Y…es uno de mis preferidos hasta el punto de que lo elegí como portada para mi libro :)

Mercado de Castellar. Exterior. Imagen propia

El mercado se configura en forma de U en torno a un patio descubierto de considerables dimensiones rodeado de soportales y puestos, que se utiliza y es vivido y disfrutado por el pueblo, por la gente, aun cuando el mercado está cerrado, como en fiestas o en el Certamen Internacional de pintura rápida del que ya han celebrado su XVI edición.

Es obra de Ramón Pajares Pardo. Se construyó en 1958 y culminó una importante serie de mercados de abastos que diseñó este arquitecto en la provincia de Jaén.

Mercado de Castellar. Patio. Imagen propia

El mercado confluye entre dos calles con diferente nivel. Por este  motivo, una de las partes tiene dos plantas en la que se hace una interesante intervención, no habitual en ese momento: no comunica esas dos plantas por el interior. En su lugar, propone en la planta baja locales con venta directa a la calle. Vuelve a integrar el mercado en la configuración urbanística de Castellar.

El arquitecto pretendía que la construcción fuera sólida y eficaz “con exclusión de todo lo que pudiera parecer superfluo”. Criterio que reitera en la composición de las fachadas, “de manera que serán el resultado de la estricta disposición de los huecos y de los elementos constructivos”. Recuerdan estas palabras a uno de los principios formales básicos del Estilo Internacional.

En la fachada principal destaca un torreón rematado con cubierta a cuatro aguas que esconde con un pretil, y que enfatiza el volumen del mercado. Tanto en esta fachada como en la lateral, proyecta los huecos enmarcados con un remate de fábrica volado, que aportan dinamismo al aspecto general del edificio. Juega con los planos de la construcción, así como la asimetría del conjunto, aplicando otro de los principios formales básicos del nombrado estilo

Mercado de Castellar. Exterior. Imagen propia

El mercado ha sufrido varias modificaciones aunque afortunadamente han sido respetuosas con el conjunto. Sobretodo han mantenido la esencia del mercado al no cubrir el patio. Puede parecer obvio, aunque no lo es. Otros mercados, como el de Marmolejo (del que os hablaré otro día), no han tenido la misma suerte.

¡Espero que te haya gustado esta nueva entrada jienense!
Disfruta del fin de semana

Sheila

** El contenido de este post es parte de una comunicación que presenté bajo el título: "ARQUITECTURA INDUSTRIAL: MERCADOS DE ABASTOS. COMPAREMOS LOS CASOS DE ANDÚJAR Y CASTELLAR" durante el VI Congreso para la Defensa del Patrimonio Industrial y la Obra Pública en España. TICCIH-España. Madrid. Junio. 2013. En ese artículo se especifican todas las referencias y fuentes consultadas.

**Si te ha gustado este post ¡COMPÁRTELO! ¡Yo estaría encantada! 
Siempre que cites la fuente donde lo has encontrado ;)

**Recuerda que si quieres mantenerte al día de todas las publicaciones puedes suscribirte al blog, darle a "me gusta" a la página "Plazas del mercado" en Facebook o seguir a @Demercados en Twitter

0 comments:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario!