21/11/14

El Mercado de la Feria, Sevilla.

[Post actualizado el 10 de julio de 2017]

Plazas del mercado intenta estar al día de todas las investigaciones que se publican en torno a los mercados de abastos para que tú estés continuamente informad@ y ¡no te pierdas nada!

El motivo que ha generado la actualización de este post es un extraordinario artículo de Alberto Hernández González sobre el “Mercado de la Feria” en el que publica información inédita sobre el edificio. 

Además, el mercado ha sufrido una pequeña modificación que pude ver el pasado mes de junio de 2017 (¡está realmente bonito y acogedor!). Se trata de la Lonja de Feria, un espacio gastronómico que se ubica en el mismo pabellón en el que están las pescaderías de este encantador mercado (es decir, comparten espacio).


MERCADO DE LA FERIA. ORIGEN
Los orígenes del mercado de la Feria se remontan al siglo XIII. Desde este momento se celebra la feria semanal de los jueves en la calle que conserva el mismo nombre, y que hoy en día se continúa celebrando. 

Han sido varias las infraestructuras que se construyeron con el fin de mejorar las condiciones de abasto en la calle Feria desde el siglo XVIII, pasando por los primitivos tinglados y cajones de madera hasta el primer mercado de abasto de la Feria construido en las primeras décadas del siglo XIX. 

Con la intención de mejorar las condiciones higiénicas y tras diferentes diseños, se ejecutará en 1863 la propuesta del arquitecto Balbino Marrón. Parte de este edificio ha llegado hasta nuestros días por lo que este mercado se considera el más antiguo de la ciudad. 

Mercado de la Feria. Imagen propia. Junio 2017.


SOBRE SU MORFOLOGÍA
En la actualidad, el mercado de la Feria está constituido por dos piezas de planta prácticamente rectangular que confluyen en un espacio al aire libre. Sin embargo en un principio no fue así, este mercado, como otros, es el resultado de diferentes ampliaciones y reformas a lo largo de su historia. 

El primitivo mercado construido por Balbino Marrón se correspondería con lo que hoy ocupa el pabellón de mayor tamaño (el de las imágenes) que consistía en un edificio de planta rectangular con diferentes accesos y puestos perimetrales así como dos patios con fuentes.

Diferentes galerías y puestos tantos cubiertos como descubiertos, hacían que este mercado fuera tipológicamente pionero en la capital hispalense. (En la actualidad esos espacios al aire libre están cubiertos)

Mercado de la Feria. Interior. Imagen propia. Junio 2017

El devenir del mercado pasó (de manera muy resumida): por una ampliación en 1877 con planos del arquitecto Francisco de Paula Álvarez, la construcción de un nuevo pabellón en 1925 firmado por Juan Talavera Heredia anexo al primitivo de Balbino Marrón y una importante reforma en 1984 (tras unas extensas décadas en las que fue víctima de un progresivo abandono) dando la imagen que ha llegado hasta nuestros días.

Uno de los aspectos que más caracterizan a este mercado es el gran ambiente que tiene. Podría ser uno de los mercados que mejor se adapta a mi definición ya que se trata de un espacio de encuentro de extraordinario valor cultural, estrechamente vinculado a las plazas que lo circundan. Es un espacio público "muy público", se trata de una verdadera "joya arquitectónica".

Y tú, ¿lo conoces? ¡Cuéntame!
Sheila

**Fuentes consultadas:
Fernández González, A. (2013). Un emblemático edificio de Sevilla: historia constructiva, planos y proyectos del histórico mercado de la Feria. Boletín del Museo e Instituto Camón Aznar, 111, pp.69-97

**Si te ha gustado este post ¡COMPÁRTELO! ¡Yo estaría encantada! 
Siempre que cites la fuente donde lo has encontrado ;)


**Recuerda que si quieres mantenerte al día de todas las publicaciones puedes darle a 
"me gusta" a la página "Plazas del mercado" en Facebook o seguir a @Demercados en Twitter


0 comments:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario!