28/11/14

Mercados de abastos. Mi definición

Te parecerá extraño que hable de "Mi definición". Aunque si supieras que según el diccionario de la lengua española (Real Academia Española) "mercado de abastos" no existe. Igual y me entenderías un poco mejor. 

Sí recoge la RAE "plaza de abastos" como "mercado". "Plaza" como "Aquel donde se venden los mantenimientos y se tiene el trato común de los vecinos, y donde se celebran las ferias, los mercados y fiestas públicas". O "mercado" como "Sitio público destinado permanentemente, o en días señalados, para vender, comprar o permutar bienes o servicios".

Sin embargo, creo que la mayoría de nosotros conocemos el "mercado" como "mercado de abastos". Quizás por los caprichos de nuestra lengua, o mejor dicho, por nuestros caprichos. Hay veces que empezamos a llamar a las cosas con otro nombre aunque no existan oficialmente, como en este caso.

Mercado de Rialto, Venecia. Imagen propia. 2007

Es cierto, que mercado, plaza, plaza de abastos, es todo lo que se describe pero para mí, además: 

     "Los mercados de abastos son edificios en su mayoría sin valor arquitectónico reconocido cuando representan nuestra cultura, nuestra evolución histórica y nuestra manera de vivir.

     Hablamos de una de las construcciones públicas más “públicas”, comunes a todo el pueblo, en las que se produce el mayor intercambio entre las personas: intercambio de dinero, de alimentos, de sonrisas, de charla, de luz, de relación, de encuentro, de evolución…suelen ser edificios que guardan mucha historia…suelen ocupar antiguas plazas del mercado donde se producían todos estos intercambios pero al aire libre y de manera insalubre o solares desamortizados.

     Surgen estos mercados desde la necesidad higiénica, desde la evolución humana y urbanística, y se manifiestan muchos de ellos como verdaderas joyas arquitectónicas"**

Y tú, ¿qué crees?
Disfruta del fin de semana,

Sheila


**PALOMARES ALARCÓN, Sheila. "Arquitectura industrial: mercados de abastos en la provincia de Jaén. Y otros ejemplos andaluces". Jaén: Fundación Caja rural de Jaén, 2013


**Si te ha gustado este post ¡COMPÁRTELO! ¡Yo estaría encantada! 
Siempre que cites la fuente donde lo has encontrado ;)

**Recuerda que si quieres mantenerte al día de todas las publicaciones puedes darle a 
"me gusta" a la página "Plazas del mercado" en Facebook o seguir a @Demercados en Twitter

categorías: icon
21/11/14

El Mercado de la Feria, Sevilla.

[Post actualizado el 10 de julio de 2017]

Plazas del mercado intenta estar al día de todas las investigaciones que se publican en torno a los mercados de abastos para que tú estés continuamente informad@ y ¡no te pierdas nada!

El motivo que ha generado la actualización de este post es un extraordinario artículo de Alberto Hernández González sobre el “Mercado de la Feria” en el que publica información inédita sobre el edificio. 

Además, el mercado ha sufrido una pequeña modificación que pude ver el pasado mes de junio de 2017 (¡está realmente bonito y acogedor!). Se trata de la Lonja de Feria, un espacio gastronómico que se ubica en el mismo pabellón en el que están las pescaderías de este encantador mercado (es decir, comparten espacio).


MERCADO DE LA FERIA. ORIGEN
Los orígenes del mercado de la Feria se remontan al siglo XIII. Desde este momento se celebra la feria semanal de los jueves en la calle que conserva el mismo nombre, y que hoy en día se continúa celebrando. 

Han sido varias las infraestructuras que se construyeron con el fin de mejorar las condiciones de abasto en la calle Feria desde el siglo XVIII, pasando por los primitivos tinglados y cajones de madera hasta el primer mercado de abasto de la Feria construido en las primeras décadas del siglo XIX. 

Con la intención de mejorar las condiciones higiénicas y tras diferentes diseños, se ejecutará en 1863 la propuesta del arquitecto Balbino Marrón. Parte de este edificio ha llegado hasta nuestros días por lo que este mercado se considera el más antiguo de la ciudad. 

Mercado de la Feria. Imagen propia. Junio 2017.


SOBRE SU MORFOLOGÍA
En la actualidad, el mercado de la Feria está constituido por dos piezas de planta prácticamente rectangular que confluyen en un espacio al aire libre. Sin embargo en un principio no fue así, este mercado, como otros, es el resultado de diferentes ampliaciones y reformas a lo largo de su historia. 

El primitivo mercado construido por Balbino Marrón se correspondería con lo que hoy ocupa el pabellón de mayor tamaño (el de las imágenes) que consistía en un edificio de planta rectangular con diferentes accesos y puestos perimetrales así como dos patios con fuentes.

Diferentes galerías y puestos tantos cubiertos como descubiertos, hacían que este mercado fuera tipológicamente pionero en la capital hispalense. (En la actualidad esos espacios al aire libre están cubiertos)

Mercado de la Feria. Interior. Imagen propia. Junio 2017

El devenir del mercado pasó (de manera muy resumida): por una ampliación en 1877 con planos del arquitecto Francisco de Paula Álvarez, la construcción de un nuevo pabellón en 1925 firmado por Juan Talavera Heredia anexo al primitivo de Balbino Marrón y una importante reforma en 1984 (tras unas extensas décadas en las que fue víctima de un progresivo abandono) dando la imagen que ha llegado hasta nuestros días.

Uno de los aspectos que más caracterizan a este mercado es el gran ambiente que tiene. Podría ser uno de los mercados que mejor se adapta a mi definición ya que se trata de un espacio de encuentro de extraordinario valor cultural, estrechamente vinculado a las plazas que lo circundan. Es un espacio público "muy público", se trata de una verdadera "joya arquitectónica".

Y tú, ¿lo conoces? ¡Cuéntame!
Sheila

**Fuentes consultadas:
Fernández González, A. (2013). Un emblemático edificio de Sevilla: historia constructiva, planos y proyectos del histórico mercado de la Feria. Boletín del Museo e Instituto Camón Aznar, 111, pp.69-97

**Si te ha gustado este post ¡COMPÁRTELO! ¡Yo estaría encantada! 
Siempre que cites la fuente donde lo has encontrado ;)


**Recuerda que si quieres mantenerte al día de todas las publicaciones puedes darle a 
"me gusta" a la página "Plazas del mercado" en Facebook o seguir a @Demercados en Twitter


14/11/14

El mercado más longevo de Jaén está en Alcaudete

Hay unos mercados que te sorprenden más que otros. Como con las películas, si te cuentan que alguna está genial y vas al cine a verla con muchas expectativas, igual y puede decepcionarte un poco cuando la ves. Sin embargo, cuando no vas con una idea preestablecida, puede gustarte mucho más.

Eso es lo que me ocurrió con el Mercado de Abastos de Valencia o con el que ocupa el post de esta semana:


MERCADO DE ALCAUDETE, JAÉN.
Datado de 1894 es el más longevo de la provincia de Jaén, al menos, esa es mi conclusión después de haber estudiado 41 casos.

Quizás porque no esperaba nada, o porque llevaba una mala racha viendo mercados muy opacos, muy reformados, oscuros, prácticamente sin ventilación natural (cuando ésta y el olor deberían ser un tema a tratar con ahínco), que cuando lo vi, tan luminoso, con la planta tan orgánica, perfectamente integrado en el municipio, dialogando con la ciudad, respetuoso con su memoria, proporcionado...¡me llevé una muy grata sorpresa!


Mercado de Alcaudete. Fachada principal. Imagen propia. Abril 2011.

Es muy interesante la fachada principal. Me recordaba a la arquitectura industrial de principios del s.XX, por el hastial escalonado o por el muro de mampostería alternado con fábrica de ladrillo macizo sobre el zócalo de sillería. Además, empieza a contarnos cómo el ladrillo estaba adquiriendo un componente estructural en fachadas y conformaba vanos, como reflejo de la estética neomudéjar de moda en estos años.

El acceso se resolvió mediante un gran arco de medio punto de ladrillo tanto en la fachada principal como en la secundaria, de considerables dimensiones. ¡Compáralo con las personas! Me transmite que el autor consideraba "importante" este edificio público. Me da mucha alegría :)

En la actualidad, se conservan tanto sendas fachadas del mercado de 1894 como la distribución interior que es fruto de una reforma posterior de mitad de siglo XX. Ha sido reformado en varias ocasiones aunque la más representativa fue el cubrir el espacio libre interior con una estructura metálica revestida de madera combinada con policarbonato, que permite el paso de la luz y la ventilación, adaptándose sensiblemente a la morfología de la parcela a modo de espina dorsal, que me parece muy acertada.

Mercado de Alcaudete. Interior. Imagen propia. Abril 2011.

Al hilo de este post, me alegra enormemente poder decirte que voy a hablar de nuevo sobre él y sobre el mercado de abastos de Baeza (del que escribiré en breve) en el I Congreso Internacional de Jóvenes Investigadores en Patrimonio-Patrimoniun10  que se celebrará en la UNIA Baeza del 19 al 21 de noviembre de 2014.

¡Ya te contaré cómo ha ido!
Disfruta del fin de semana :)

Sheila

**Fuentes consultadas:
Casuso Quesada, Rafael Antonio. (1998). Arquitectura del siglo XIX en Jaén. Jaén: Diputación provincial de Jaén. Instituto de Estudios Giennenses
Palomares Alarcón, Sheila. (2014). Arquitectura Industrial: el Mercado de Abastos de Alcaudete. Palazón Botella, Mª Dolores y López Sánchez, Mónica (Coord.). Actas de las III Jornadas de Patrimonio Industrial Activo (celebradas en Murcia, 15-16 Noviembre 2013). Madrid: Jóvenes vinculados al Patrimonio Industrial,  pp: 159-167.


**Si te ha gustado este post ¡COMPÁRTELO! ¡Yo estaría encantada! 
Siempre que cites la fuente donde lo has encontrado ;)

**Recuerda que si quieres mantenerte al día de todas las publicaciones puedes darle a 
"me gusta" a la página "Plazas del mercado" en Facebook o seguir a @Demercados en Twitter

7/11/14

“Bella Roma” y sus Mercados de Trajano

La Città Eterna parecía que se me resistía...(dos intentos fallidos y uno de ellos por el fallecimiento del Papa Juan Pablo II) aunque finalmente tuve la suerte de ir, y repetir. No decepciona (al menos bajo mi punto de vista). ¿Lo mejor? Dejarte llevar. Perderte. Huir de los millones de personas que la visitan cada año aunque parezca tarea imposible. Al menos inténtalo, que se puede, que quedan pequeños rincones en los que se respira paz en pleno centro de la ciudad, como en la cafetería de la Iglesia de Santa María della Pace, con claustro de Domato Bramante. Una maravilla.

Parece increíble que un sólo lugar pueda contener tanta historia, a cada paso. Pero es que claro, estamos hablando de Roma, de lo que fue la cuna de la civilización romana. Allí hace más de 18 siglos, en el s.II d.c,  se construyeron los Mercados de Trajano, íntegramente en ladrillo. Se trata de un espacio multifuncional donde se desarrollaban actividades administrativas y comerciales que  está adjunto al Foro de Trajano y se sitúa en el Monte Quirinal. 


Imagen propia. Agosto 2012

Se consideran obra del arquitecto sirio Apolodoro de Damasco, tendrían 150 tiendas (tabernae), oficinas y almacenes, distribuidos en diferentes niveles y terrazas. Las tabernae eran la unidad básica de las “tiendas” que se disponían bien abiertas directamente a la calle o bien al interior, como es el caso de la Grande Aula: espacio cubierto con bóvedas de arista, con tabernae a ambos lados y con un piso superior con ventanas a la nave central. 

¿Te has fijado en la escala? Compáralo con las dimensiones de las personas. Es un espacio brutal, y más aún si consideramos que alberga casi 2000 años de historia, y no sólo por el tamaño de la construcción sino por el moderno concepto de "relación comercial y administrativo" en su uso.

El devenir del tiempo  hizo que se construyera en él el Castillo de las Milicias, del que se conserva la Torre de las Milicias, (año 1200) además de un convento, aunque afortunadamente se recuperó el mercado entre 1926 y 1943.

Recientemente, en 2004 se desarrollaron tareas de restauración y de resistencia sísmica con el objetivo de recuperar el espacio y adaptarlo como Museo de los Foros Imperiales.  Además, ha mejorado su accesibilidad exterior con un sistema de pasarelas y rampas de estructura metálica y madera que han conseguido la unión con otras zonas menos conocidas del espacio.

Si tienes la oportunidad y aún no la conoces, no dejes de visitar esta magnífica ciudad. Y de paso, disfruta del aperitivo como buen roman@, es decir, a partir de las 19.00 h, tómate una bebida en uno de sus múltiples bares que ellos te sorprenderán con una mesa llena de cositas para comer. Te puede costar unos 5€-10€ la bebida (depende de lo que tomes) y repetir las veces que quieras ;)

Bella Roma!!!

Hasta el viernes que viene ;)
Sheila


**Fuentes consultadas:
DARÍES, María Gracia. Historia del mercado de abastos. Alzira: Junta de asentadores del mercado de abastos, 1992
UNGARO, Lucrezia; USERO PIERNAS, Victoria. “El Museo de los Foros Imperiales en los Mercados de Trajano en Roma: restauración y acondicionamiento”. Mus-a: Revista de los museos de Andalucía. Nº 7. 2006. Pp.86-92
HARTT, Frederick. ARTE. Historia de la pintura, escultura y arquitectura. Madrid: Ediciones Akal, S.A., 1989


**Si te ha gustado este post ¡COMPÁRTELO! ¡Yo estaría encantada! 
Siempre que cites la fuente donde lo has encontrado ;)

**Recuerda que si quieres mantenerte al día de todas las publicaciones puedes darle a 
"me gusta" a la página "Plazas del mercado" en Facebook o seguir a @Demercados en Twitter